Your address will show here +12 34 56 78

Preguntas & Respuestas

 

Respuestas a las preguntas más frecuentes

 

¿Cómo me puede ayudar la terapia?

Hay un número de beneficios disponible al participar en la terapia. Los terapeutas pueden dar apoyo, habilidades de resolución de problemas y mejorar las estrategias de enfrentamiento para temas tales como la depresión, ansiedad, problemas en las relaciones, temas no resueltos de la infancia, dolor, manejo del estrés, temas de imagen corporal, y bloqueos creativos.


Muchas personas además encuentran que los asesores pueden ser una gran ayuda para manejar asuntos de crecimiento personal, relaciones interpersonales, familiares, temas de matrimonio y los problemas de la vida cotidiana. Los terapeutas pueden brindar una perspectiva fresca sobre un problema difícil o indicarle la dirección de una solución. Los beneficios que obtenga de la terapia dependen en lo bien que use el proceso y ponga en práctica lo que aprende. Algunos de los beneficios disponibles de la terapia incluyen: 


  1. Obtener una mayor comprensión de sí mismo, sus metas y valores.
  2. Desarrollar destrezas para mejorar sus relaciones.
  3. Hallar la resolución para asuntos o problemas que le llevan a buscar la terapia.
  4. Aprender nuevas formas para tratar el estrés y la ansiedad.
  5. Manejo de ira, dolor, depresión y otras presiones emocionales.
  6. Mejorar habilidades de comunicación y comprensión oral.
  7. Cambiar patrones de viejos hábitos y desarrollar nuevos.
  8. Descubrir nuevas formas para resolver problemas en su familia o matrimonio.
  9. Mejorar su autoestima y potenciar su auto confianza.

¿Necesito terapia? Generalmente puedo manejar mis problemas.

Todos atravesamos situaciones desafiantes en la vida, y mientras pueda haber salido exitosamente en otros momentos, no hay nada incorrecto en buscar apoyo adicional cuando lo necesita. De hecho, la terapia es para la gente que tiene la suficiente conciencia de sí mismo para darse cuenta que necesitan una mano.

 

Usted está asumiendo responsabilidad al aceptar dónde se encuentra en la vida y al comprometerse a cambiar la situación al buscar terapia. La terapia da beneficios duraderos y apoyo; y le entrega las herramientas que necesita para evitar reincidencias, re-direccionar patrones perjudiciales y vencer los retos que enfrenta.

¿Por qué va la gente a terapia y cómo saber si está indicada para mí?

Las personas tienen motivaciones muy distintas para venir a la psicoterapia. Algunos pueden estar pasando por una transición mayor de vida (desempleo, divorcio, nuevo trabajo, etc.) o no están manejando bien las circunstancia estresantes. Algunas personas necesitan asistencia para manejar una variedad de otros asuntos tales como la autoestima, depresión, ansiedad, adicciones, problemas de relaciones, conflictos espirituales y bloqueos creativos. La terapia puede ayudar a entregar este estímulo tan necesario y ayudar con habilidades para salir adelante de estos periodos.


Otros podrán hallarse en un punto donde estén listos para saber de ellos mismos o quieran ser más efectivos con sus metas en la vida. En resumen, la gente que busca psicoterapia está lista para enfrentar los retos en sus vidas y hacer cambios.


¿Cómo es la terapia?

Debido a que cada persona tiene distintos asuntos y metas a tratar, la terapia dependerá de cada persona. En general, la expectativa es discutir los acontecimientos recientes en su vida, su historia personal relacionada con sus problemas y reportar el progreso logrado (o el avance y entendimiento sobre su caso) en su última sesión de terapia. Dependiendo de sus necesidades específicas, la terapia puede ser a corto plazo, para un asunto especifico, o de mayor plazo, para tratar con patrones más difíciles. De cualquier forma, es más común programar sesiones regulares con su terapeuta (generalmente semanales).

 

Es importante comprender que obtendrá más resultados de la terapia si participa activamente en el proceso. El propósito final de la terapia es ayudarle a aplicar lo que aprende en cada sesión sobre su vida. Por lo tanto, más allá del trabajo que haga en las sesiones de terapia, su terapeuta podrá sugerir algunas tareas que puede hacer fuera de la terapia para apoyar su proceso – como leer un libro pertinente, escribir registros diarios sobre temas específicos, tomando nota de comportamientos particulares o tomando acciones sobre sus metas. La gente que busca psicoterapia está lista para tomar cambios positivo, están abiertos a nuevas perspectivas y asumir responsabilidad sobre sus vidas.

Medicamentos vs. Psicoterapia

Es bien establecido que la solución a largo plazo a los problemas mentales y emocionales y el dolor que ocasionan no puede ser resuelto por medio de los medicamentos en sí. En cambio de solo tratar los síntomas, la terapia estudia la causa de nuestras angustias y patrones de comportamiento que delinearan nuestro progreso.


Puede lograr un mejor crecimiento sostenible y un mayor sentido de tranquilidad con un enfoque integral al bienestar. Al trabajar con su medico se puede determinar lo que es mejor para usted, y en ciertos casos, una combinación de los medicamentos y la terapia es el mejor curso de acción.

¿Lo que discutimos en la terapia es confidencial?

La confidencialidad es uno de los componentes más importantes entre un cliente y un psicoterapeuta. La terapia exitosa requiere un alto grado de confianza con un tema altamente sensible que generalmente no se discute en otros lados excepto en el consultorio del terapeuta.


Todo terapeuta debe entregarle una copia escrita de su acuerdo de divulgación confidencial, y usted puede esperar que lo que se discuta en su sesión no será compartido con persona alguna. Esto se llama “Consentimiento Informado.” Algunas veces, sin embargo, podrá querer que su terapeuta comparta la información o de una actualización a alguien en su equipo de cuidados de la salud (su médico, neurópata, abogado), pero por ley su terapeuta no puede divulgar esta información sin primero obtener su autorización escrita.

 

La Ley Estatal y la ética profesional requieren que los terapeutas mantengan la confidencialidad. Excepciones notables a la confidencialidad incluyen:

 

  1. Pasado sospechoso o abuso presente o negligencia de niños, adultos dependientes, y ancianos basados en la información obtenida del cliente o fuentes colaterales.
  2. Si el terapeuta tiene motivos para sospechar que el cliente está en discapacidad, seriamente en peligro de ocasionarse daños a sí mismo o ha amenazo lastimar a otra personal o propiedad.